Si estás buscando un sistema de calefacción altamente calificado, es totalmente normal que te cuestiones si elegir pellet o hueso de aceituna, ya que durante años ambos han tenido gran relevancia.

¿Sabes cuál es el modelo de Biomasa más factible en el mercado? Para poder decidir es primordial que conozcas cada una de sus características, de forma contraria puedes llegar a fallar.

Otro detalle bien sabido, es que las estufas de pellet o hueso de aceituna se consideran iguales, pero cierta cantidad de detalles las diferencian, haciendo que puedan favorecerte o generarte problemas según tu actual condición.

¿Cuál es la diferencia?

Tanto los pellets como los huesos se caracterizan por ser combustibles orgánicos, los cuales al quemarse generan una combustión perfecta en las chimeneas.

Pellets 

El pellet básicamente es el combustible más empleado en la actualidad, esto es debido a su facilidad de acceso.

Dicho material se fabrica con algunos residuos o arboles completos, los cuales no han pasado por ninguna especie de procesamiento químico.

Hasta el momento un gran porcentaje de usuarios han preferido los pellets o trozos de madera ya que tienen más densidad energética, de igual manera, facilita su transporte hacia algunas áreas un poco más complejas.

Entre sus principales virtudes podemos decir que destaca el hecho de ser un producto menos agresivo y con un precio bastante accesible, el cual requiere de poca cantidad para producir calor.

Hueso de aceituna

A diferencia de la opción anterior, el hueso es mucho más económico que el saco de pellet, dicho residuo proviene del procesamiento de las aceitunas, el cual tiene como objetivo extraer el aceite de las mismas.

Un factor sumamente esencial, es que quienes se dedican a comercializar este producto deben dar garantía de que ha sido correctamente despulpado y secado, de no ser así no servirá como combustible.

Al igual que como otras fuentes de combustión, tiene cierta cantidad de puntos bastante negativos, un ejemplo claro de ello es que resulta ser abrasivo y podría estropear los tornillos, asimismo no genera combustión al 100%.

¿Cuál seleccionar?

En ambos casos es madera, solo que trabajan de manera diferente, al ser productos compuestos por coeficientes no tendrás problema alguno en realizar la compra.

De una u otra manera podemos decir que todo dependerá de tus gustos o necesidades, cada uno mejora la temperatura según el peso de madera que se emplee.

  • Precio 

No olvides que los pellets son un poco más caros, aunque la diferencia es sumamente relativa.

Puedes seleccionar el que mejor te parezca o ir variando según la época del año, de la misma manera, puedes considerar ver cuál tiene mayor durabilidad.

  • Componente limpio 

No siempre te dejes llevar por el precio, el pellet es mucho más limpio y menos abrasivo, por lo que ayudará a que tu chimenea presente menos averías.

Los huesos de aceituna suelen dejar mucha más ceniza, a largo plazo esto podría generar que se tapen todos los canales de combustión (Si no realizas mantenimiento).

  • Si te interesa generar un ahorro económico, lo mejor es que decidas por el hueso de aceituna y no las pellets.
  • Mientras que si quieres algo menos abrasivo, los pellet de madera serán la opción perfecta para cualquier momento.

Pellet vs hueso de aceituna

Independientemente de la elección entre el pellet o hueso de aceituna, recomendamos que verifiques que el producto se encuentra totalmente certificado, de no ser así, puede que a largo plazo tu estufa presente cierta cantidad de fallas no deseadas.

Sea cual sea el tipo de combustión de tu preferencia, la mejor categoría es A1.